Se le llama alcohol a líquido que resulta de la fermentación de cereales, vegetales o frutas y que puede evaporarse fácilmente.

Cuando el alcohol es consumido funciona como un depresor del sistema nervioso central, puede provocar lentitud en la reacción, problemas en la percepción e inestabilidad de movimiento en la persona dependiendo de la cantidad que se ingiera.

 Tipos de alcohol


Alcohol etílico

Este alcohol se utiliza para elaborar bebidas, su fórmula química es H3C-CH2-OH. También se le llama etanol, resulta de la fermentación de cereales y frutas y puede ser encontrado como un líquido incoloro e inflamable cuya ebullición es de 78 grados Celsius.

También este tipo de alcohol se puede conseguir a través de la destilación de bebidas alcohólicas tales como el vodka, el brandy, el whisky, entre otras. En este caso aumenta de manera artificial la concentración de alcohol. De igual forma es utilizado en la industria farmacéutica, industria química e industrial.

Metanol

Este alcohol se trata de una sustancia incolora, líquida, de intensidad baja, sin sabor, tóxica, con olor frutal e inflamable. Su estructura química es parecida a la del agua y es representada por la fórmula CH3OH. El metanol es el resultado de sintetizar el hidrógeno y el monóxido de carbono a través de procesos catalíticos.

Se conoce también como alcohol metílico o alcohol de quemar, es el más sencillo de todos los tipos de alcohol y al mezclarse con el aire se puede obtener combustible. Se usa también como anticongelante y disolvente.

Butanol

Esta es una sustancia incolora, líquida y con un olor que la caracteriza, bastante inflamable y soluble al agua. Se consigue a través del trietil aluminio y del óxido de etileno. Se le llama también alcohol butílico y su fórmula es H3C-(Ch2)-OH. Se utiliza bastante como disolvente, para fabricar detergentes,  para dar color, para sintetizar orgánicamente los ésteres, entre otras funciones.

En su estado de concentración pura, el butanol es perjudicial para el organismo, debido a que si es inhalado puede provocar anestesia, cansancio, aturdimiento, problemas de respiración y tos. También puede provocar irritación cuando entra en contacto con la piel o con los ojos.

Alcohol Isopropílico

Es un líquido inflamable, sin color, de fuerte olor y muy miscible en el agua. También llamado propanol y su fórmula química es H3C-HCOH-CH3. Se considera como un isómero del propanol. Mayormente se utiliza para limpiar lentes fotográficos y aparatos electrónicos, debido a que no deja marcas y es de fácil evaporación.

Alcohol Isopropanol

Se utiliza en la creación de acetona, de algunos cosméticos y también para desinfectar y curar heridas, entre otras muchas funciones.

Alcohol endógeno

También se conoce como etanol endógeno, es considerado un compuesto orgánico. Este tipo de alcohol se encuentran en el organismo del ser humano y se produce gracias a algunas reacciones bioquímicas que disminuyen el acetaldehido.

Es formado en el intestino a causa de la fermentación bacteriana de los carbohidratos y de la peptina, y también con la aparición de algunas bacterias y levaduras puede aumentar de manera rápida la concentración de sangre que tiene el etanol endógeno.

Los lugares en los cuales existe una mayor concentración del alcohol endógeno es en las venas porta y en las venas hepáticas.

Alcohol absoluto

Es el etanol absoluto también llamado alcohol deshidratado, este es un tipo de alcohol puro y sólo tiene menos de 1 por ciento de agua. Se utiliza bastante en el ámbito de la química para llevar a cabo algunas reacciones como disolvente. El alcohol absoluto puede llegar a formar parte de algunos medicamentos.

Se encuentra como un líquido inflamable, transparente, sin color y volátil que es fácilmente distinguible gracias a su olor. Su punto de ebullición es de -114,1 grados Celsius.

Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Rocio Isabelle - (detipos.com).
Fecha de publicación: Junio 14, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: